Descripción

Dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis. Seis y dos son ocho, y ocho dieciséis. Y ocho, veinticuatro y ocho treinta y dos. Ánimas benditas me las bebo yo. Rojiza, oscura, fragante y reveladora si te excedes un poco.

Maridaje: Saltos a la comba, desconciertos y postres sin chocolate.

(VOL. 11%)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Sé el primero en valorar “YAKKA – QUADRUPLE”